Postura del bambú
Partiendo de la postura del misionero, la mujer desliza una pierna sobre el hombro de su compañero, quien coloca simultaneamente su rodilla hacia adelante. Se mantiene esta posición durante unos instantes. Seguidamente, la mujer vuelve a la postura del misionero y repite el movimiento con la otra pierna. Estos movimientos se repiten varias veces.

Ventajas
    * Postura divertida, original y un tanto acrobática. Para parejas audaces.

Inconvenientes
    * Estimulación limitada.
    * La mujer debe ser bastante flexible.

Postura de la estrella

Recostada bocarriba, la mujer separa bien las piernas; el hombre coloca una pierna entre las de la mujer y la penetra de lado, apoyándose en su brazo opuesto. La estimulación aumenta si se frota el muslo contra el clítoris.


Ventajas
    * La penetración de lado proporciona sensaciones distintas, tanto para el hombre como para la mujer.
    * Los roces del muslo del hombre estimulan la vulva y el clítoris.
    * Los dos tienen una mano libre para acariciarse y abrazarse.
Inconvenientes
    * Movimientos pélvicos limitados.

Postura Indra
El hombre se hiza sobre sus rodillas. La mujer, recostada bocarriba, coloca sus pies contra el torso de su compañero. El hombre se inclina hacia adelante para comprimir los muslos de la mujer contra su pecho.


Ventajas
    * Penetración máxima y muy profunda.
    * La compresión del vientre y la vagina produce una fuerte estimulación.

Inconvenientes
    * Puede ser doloroso si el pene llega a tocar el fondo de la vagina.

Postura de la luna
Se parte de una postura en la que el hombre está arrodillado y la mujer recostada bocarriba. Sin dejar de penetrarla, el hombre lleva las piernas hacia los hombros de la mujer. Los dos se enlazan y continuan la estimulación mediante un vaivén pélvico.


Ventajas
    * Postura original que permite una penetración profunda.
    * El hueso pélvico del hombre realiza una buena estimulación del clítoris.

Inconvenientes
    * El hombre debe tener una gran flexibilidad.

Postura de la caña
El hombre está de rodillas y la mujer acostada bocarriba. La mujer arquea completamente la espalda y cintura, para poder colocar así la vagina en el ángulo perfecto de penetración. El hombre la sujeta por las caderas, y la penetra vigorosamente, al mismo tiempo que observa las reacciones de su compañera.


Ventajas
    * Postura excitante y provocativa, que permite una penetración profunda y vigorosa. El campo visual es suficientemente amplio para observar las reacciones de la pareja.

Inconvenientes
    * La mujer debe tener una buena flexibilidad, sobre todo en la zona lumbar.

Postura del sauce
La mujer, con el torso en posición vertical, se sienta encima de su compañero, que está arrodillado. El hombre la penetra y, luego, bascula hacia adelante, sujetando con ambas manos las nalgas y la espalda de su compañera. La mujer puede apoyarse en una mano para imprimir a la pelvis un movimiento ondulatorio vertical.


Ventajas
    * Postura de transición, para pasar de una posición sentada a una posición acostada sin interrumpir la penetración.

Inconvenientes
    * Postura acrobática, recomendada sólamente a hombres fuertes o con compañeras poco pesadas.

Postura del tallo
El hombre se hiza sobre sus rodillas. La mujer, acostada bocarriba, levanta las piernas colocando una sobre el hombro de su compañero, y la otra sobre su antebrazo opuesto. El hombre levanta las nalgas de su compañera. Para obtener aún más placer, la mujer mantendrá sus muslos lo más apretados que pueda y el hombre alternará penetraciones vigorosas y profundas con otras más suaves y superficiales.




Variante : los perezosos colocarán unos cojines bajo las nalgas de la mujer, con lo cual la postura es menos acrobática.

Ventajas
    * Postura original y excitante, tanto para él como para ella.
    * Amplitud de los movimientos pélvicos del hombre, sinónimo de una penetración vigorosa.

Inconvenientes
    * Esta postura acrobática requiere un excelente estado físico.

Postura de las tijeras
Partiendo de la postura de Andrómaco, la mujer bascula hacia atrás, hasta los pies de su compañero. Muy recomendable si se quiere retardar la eyaculación.


Ventajas
    * Facilita la estimulación digital del clítoris.
    * El hombre goza de un panorama excepcional.
    * Postura que retarda el orgasmo masculino.

Inconvenientes
    * La mujer debe tener una buena flexibilidad.

Postura de la gran abertura
Partiendo de la postura de Andrómaco, la mujer bascula la espalda hacia atrás y desliza una pierna por debajo de la de su compañero. Durante la maniobra, deberá tener cuidado de ceñir bien el pene en su vagina para evitar cualquier salida involuntaria. A continuación, la mujer imprime un vaivén transversal, de izquierda a derecha para experimentar nuevas sensaciones.


Ventajas
    * Postura original y cómoda, tanto para él como para ella.
    * La penetración transversal garantiza nuevas sensaciones, sobre todo al estimular las paredes laterales de la vagina.

Inconvenientes
    * Durante la maniobra en la que la mujer bascula, el pene puede salirse involuntariamente.
    * La amplitud de movimientos está un poco limitada.

Postura del Loto
Acostada bocarriba, la mujer pliega las piernas en la posición de loto, ofreciendo así su vagina totalmente abierta, para mayor deleite de su compañero.


Ventajas
    * Postura divertida y original

Inconvenientes
    * Esta postura requiere una buena flexibilidad.
    * Resulta difícil mantener la postura durante largo tiempo. Puede ser dolorosa para la mujer.

El molino de viento
Postura en movimiento, en la que la mujer gira alrededor de su compañero, utilizando el pene como eje central.


Primero: La mujer está en cuclillas o de rodillas sobre su compañero. La estimulación puede comenzar con un movimiento de vaivén vertical sobre la verga.

 

Segundo: La mujer bascula ambas piernas a la derecha del torso de su compañero y comienza los movimientos giratorios.


Tercero: La mujer está ahora de espaldas a su compañero; desde está posición puede continuar la estimulación vertical inclinándose hacia adelante para modificar el ángulo de penetración. Continuará con los movimientos rotatorios, hasta terminar sentada en frente de su compañero.

Ventajas
    * Postura divertida y original, que permite experimentar con nuevas sensaciones, al mismo tiempo que se continua con la penetración.
    * Recomendada en el amor tántrico.

Inconvenientes
    * El pene puede salirse fácilmente entre las etapas segunda y tercera.

Rueda giratoria
Esta postura se realiza en tres tiempos. El hombre gira lentamente alrededor de su compañera, utilizando la verga como eje central. El ciclo se puede repetir varias veces. Acorde con los principios de la sexualidad tántrica.

Primer tiempo : la pareja está acostada en la postura clásica del misionero, el hombre está entre las piernas de la mujer y la penetra.


Segundo tiempo : El hombre desliza sucesivamente su pierna izquierda y luego la derecha por encima de la pierna derecha de su compañera, sirviéndose del pene para pivotar alrededor de la mujer.

Tercer tiempo : El hombre realiza una media vuelta completa y coloca sus piernas a ambos lados de los hombros de su compañera. Puede descansar un momento y aprovechar para besar los pies de la mujer, luego continua el ciclo hasta terminar en la posición inicial.

Ventajas
    * Postura divertida y original, que ofrece una gran variedad de sensaciones.
    * Postura recomendada en el amor tántrico.

Inconvenientes
    * Estimulación superficial.
    * Los principiantes tendrán problemas para mantener el pene en su lugar.

Unión del mono
Se parte de una posición en la que la mujer está a horcajadas sobre el hombre. La mujer bascula progresivamente hacia atrás, de tal forma que su espalda toca el pecho del hombre.


Variante : Resulta más cómodo si la mujer extiende sus piernas en la misma dirección que las del hombre.

Ventajas
    * Postura original, recomendada en el amor tántrico.
    * Contacto máximo entre los dos amantes.
    * El hombre tiene las manos libres para acariciar los senos y el clítoris de su compañera.

Inconvenientes
    * Esta postura no se recomienda a las mujeres con problemas de espalda.
    * Limitación de la amplitud de movimientos.

Postura del Yin y el Yang
El hombre se pone de cuclillas sobre una superficie sólida y estable; la mujer se sienta en las rodillas de su compañero, de cara a él. Para una mayor estabilidad, el hombre puede apoyar la espalda contra la esquina de la cama o algún otro soporte vertical.


Ventajas
    * Postura original y divertida.

Inconvenientes
    * Difícil de mantener la estabilidad. El hombre debe ser lo suficientemente fuerte y con un buen sentido del equilibrio.


Tambien puede visitar otras posturas de Kamasutra
Posturas Basicas 
Posturas Intermedias
Posturas Top 


Fuente: Revista Actual

Advertisement

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Top